¿Quienes Somos?

Ningún Niño Sin Cenar, es una ONG gijonesa dedicada a ayudar a niños de familias sin recursos. Es una entidad sin ánimo de lucro que se encarga de abastecer de alimentos, ropa y juguetes  a familias que están pasando apuros económicos.

 

Blanca Menéndez Álvarez (Gijón, 1946), fue la fundadora de la ONG “Ningún niño sin cenar”,  es una mujer inquieta, directa, una persona que se implica, con carácter y valentía… Una mujer libre e independiente que disfruta y valora los momentos de paz .Hace más de cuarenta años que empezó a implicarse en temas solidarios. Fue todo gracias a Gonzalo Mieres, que la llevó  a colaborar en Villa Valentín (Castiello) con niños discapacitados.  Luego fue pasando por todas las instituciones sociales que había en Gijón como voluntaria: Banco de alimentos, el ropero del Vicenciano de Cáritas, La Cocina Económica….

 

En La Cocina Económica era muy importante servir las mesas en el comedor, algo que le permitía entrar en contacto directo con la gente. Muchos de los que iban a comer diariamente, envolvían el segundo plato para que sus hijos cenaran (comían en el colegio), muy pronto, ya ayudaba a más de veinte familias llevándoles galletas y alimentos para que sus hijos no pasaran penurias. En marzo de 2014, las religiosas de La Cocina Económica organizaron un desayuno comunitario.

Una monja de un colegio de Gijón le pidió ayuda porque observaba muchas necesidades, niños de once y doce años, en edades muy conflictivas, que llegaban con los zapatos y playeros rotos y con prendas en muy mal estado. Fue al colegio a conocer la situación y desgraciadamente era horrible. Salió de allí muy preocupada y pensando en la posibilidad de establecerse en un local para empezar a trabajar…  Ana Bango, de -Casa Vitorín-, le entregó 1.500 euros en vales para poder comprar a todos aquellos niños  ropa interior, pantalones, chaquetas, calcetines… Decidió poner un anuncio en  Facebook solicitando un local y se consiguió rápidamente uno,  pocos días después ya estábamos instalados en la Avenida de la Constitución 31 que se ha ampliado con una sede asociada en la calle Fray Luis de León 12.

 

Este local se paga gracias a la generosidad de un empresario de Avilés…

Un gran hombre que  ayudó económicamente desde el principio.